ADMINISTRADOR

Charla Informativa - DEMUNA - INCAHUASI

La Municipalidad Distrital de Incahuasi, viene trabajando por el cambio social del pueblo Incahuasino, donde atreves del área de la DEMUNA viene Promoviendo los derechos de los niños y adolecentes dentro de la población y autoridades, ya que la función de la Demuda es velar por derechos y deberes de los niños y adolecentes. En el constante trabajo que viene realizando en los distintos caseríos del Distrito.acontinuacion presentamos el tema de familia realizado el 28 de octubre en el distrito de incahuasi, que fue dirigido a los alumnos del quinto años de secundaria.
LA FAMILIA
 En la familia se tiene penas y alegrías, en ella aprendemos a relacionarnos con los demás, enfrentar la vida y resolver problemas, pero ¿Qué es la familia? Según algunos autores definen a la familia como el grupo primario de personas de mayor preponderancia en la sociedad, con una estructura organizada, que tiene vínculos (sangre y afecto) que comparten una historia de vida común. La familia ha estado presente en todas las etapas de las historias trasmitiendo pautas de comportamiento, creencias, costumbres y valores. Así tenemos por ejemplo que en la China (S.VI a. C) además de los vivos, la familia estaba formada por los muertos y por quienes aun no nacían. Por ello era importante la veneración a los antepasados. El jefe de la familia era el hombre más viejo, considerado el más sabio, en la Cultura Azteca (S.XIV); la familia era patriarcal y la mujer tenía que ser dócil y obediente con su esposo.
 El hombre podía tener tantas concubinas (mujeres) como podía tener (era un símbolo de estatus o buen nivel). En la Cultura Inca (S.XV), en el servinacuy, conocido como matrimonio de prueba, “la pareja que quería formar una nueva familia debía vivir junta y trabajar la tierra que era entregada por el ayllu (agrupación de familias con un antepasado común). En Europa y América(S.XX-XXI),las familias se forman por parejas de dos o tres hijos. La autoridad es compartida y cada vez es más frecuente que ambos aportan participando en la economía familiar. Existen diferentes clasificaciones de familia tomando en cuenta su organización y sus relaciones, así tenemos a las familias: monoparentales (que están constituidas por la presencia solo de mamá o papá, con sus hijos e hijas, ya sea porque la pareja se ha separado, porque uno de ellos ha fallecido, o porque decidieron tener sus hijos(as) sin formalizar su relación de pareja), nucleares (que están formadas por papá, mamá, hijos e hijas. Se mantienen vínculos más o menos estables en la convivencia diaria), extendidas (en ellas, además de los miembros de una familia de una familia nuclear, viven otros parientes, por lo general, abuelos, abuelas, tíos, tías, sobrinos, primos, ahijados entre otros), reconstituidas (cuando las personas que conforman la pareja, ha tenido hijos-hijas anteriormente y deciden convivir con estos hijos-hijas y los que puedan tener en su nueva relación. También existen otras formas de organización familiar por ejemplo, familias con madres o padres adoptivos, abuelas o abuelos, que por ausencia de los padres y madres, se quedan a cargo de los niños, entre otras. Sea cual fuere la constitución de una familia siempre será el primer entorno basado en relaciones afectivas y de socialización, de transmisión de valores, siendo así que el fin fundamental de la familia, es el de establecer en el niño(a) una serie de valores, de pautas de conducta, de actitudes primarias, con los que luego va a afrontar una existencia incierta. Si la (el) niña (o) asume e incorpora ciertas actitudes humanas de respeto, solidaridad, etc., puede afrontar de manera adecuada la vida y no se convertirá fácilmente en objeto de manipulación. Cuando entendemos a nuestra familia con sus fortalezas y debilidades, estamos mirando también lo que somos nosotros como hijos o hijas. Desde este contexto, podemos proyectarnos a futuro, trazamos un proyecto de vida y dentro de él, imaginar la familia que nos gustaría formar en un futuro.
 Como adolescentes tienen que pensar que ser padres de familia es una tarea ardua que muchas veces trunca los planes. Convertirse en madre o padre en la adolescencia es muy difícil y sobre todo si no lo hemos planificado o deseado y nos llega la noticia de sorpresa como un baldazo de agua fría, generándoles frustración al interrumpir nuestros planes, etc. Es importante tener en cuenta que toda relación sexual existe posibilidad de que se produzca un embarazo aunque sea “la primera y única vez”. Para evitar un embarazo, podemos decidir postergar las relaciones sexuales hasta que se sientan listos en vivir una sexualidad con responsabilidad. Además se padres o madres adolescentes puede conllevar a que se presente problemas en la nueva familia, como Violencia Familiar, debido a que no tienen por ejemplo la madurez emocional, solvencia económica, debido a que viven en la casa de los padres, recibiendo ayuda de éstos, y al presentar una dificultad, piensan que se resolverá gritando, insultando, otros agrediendo físicamente, siendo la mayoría de los casos la mujer víctima así como el hijo o hija.
Como adolescentes deben vivir y disfrutar de su etapa, hacer su proyecto de vida, si no cuentan con el apoyo de los padres o de los responsables de su cuidado, recordar que existen instituciones que protege y defiende sus derechos como la DEMUNA (Defensoría Municipal del Niño y Adolescente).
 Un mensaje de reflexión “La vida no es más que un viaje en tren: repleto de embarques y desembarques, salpicado de accidentes, sorpresas agradables en algunos embarques y profundas tristezas en otros. En este viaje cada miembro de la familia tiene la oportunidad de aportar, crecer y aprender conjuntamente.”
                                                                                                                                                       Juansa