ADMINISTRADOR

Programa del Ministerio de Educación
La ruta de Jame

Jame quiere ser el líder del grupo. Tiene doce años y pedalea su bicicleta sin parar. Se levanta del asiento, encorva la espalda y agacha la cabeza en las bajadas. Se vuelve a levantar y pedalea con más fuerza en las subidas. No se queja. Sigue. No se intimida ante las curvas pero toma precauciones. No se pone nervioso ante los baches pero mantiene el freno ligeramente apretado. La neblina está baja y tupida y no se puede ver más allá de dos metros en la carretera que va hacia su escuela.
Jame se ha levantado a las 5 am para alistarse y cumplir con el pacto de encuentro que tiene con Agustín, su amigo inseparable desde el primer grado de primaria. Antes de que salga el sol, a las 6 am, se esperan uno al otro en la canchita de Atumpampa para ir al colegio.
Recorren juntos los 9 kilómetros que separan su pueblo de la Institución Educativa N° 10084 Virgen de las Mercedes, donde cursan el sexto grado de primaria. Jame es del caserío Chilcayacu y Agustín, de Pillgonta. Dos de los 56 caseríos que se pierden entre las montañas rocosas y los árboles de eucalipto del centro poblado de Incahuasi, en la sierra de Lambayeque.
Antes de encontrarse con su amigo, Jame lo ve a lo lejos: un casco azul y blanco se mueve cerro abajo. "Allá va Agustín", señala y apresura el paso. Lo seguimos con dificultad, con temor a resbalarnos por el lodo. Él camina con las manos en los bolsillos con la seguridad de quien conoce su territorio. Hasta hace poco, Jame seguía esta caminata por dos horas hasta llegar a su escuela. Bordeaba cerros, corría bajo la lluvia, ensuciaba sus zapatillas en el lodo.
Ahora hace la ruta en bicicleta montañera y se demora la mitad de tiempo. Es el dueño temporal de una bicicleta roja plateada, doble aro número 24, llantas de caucho especiales para el terreno, frenos y pedales de aluminio.
Jame no sabe que su bicicleta fue ensamblada en Lima y que viajó junto a otras 500 que llegaron a Lambayeque a inicios de marzo. Tampoco está enterado de que las envió el Ministerio de Educación para que él llegue temprano a clases. Menos aún ha tomado en serio al programa Rutas Solidarias: Bicicletas Rurales para llegar a la Escuela, que lo consideró como uno de los 152 niños beneficiarios de Incahuasi que podrán hacer uso de las bicicletas mientras dure el año escolar.
Hoy es la primera vez que la promotora del programa, Grazia Ojeda, y Jame Lucero Purihuamán, del 6º B, se  encontrarán para saber qué resulta de entregarle una bicicleta a un niño que antes tenía que caminar por horas para llegar al colegio.
PEDALEANDO CUESTA ARRIBA
Jame se ajusta la tira del casco de ciclista y acomoda sus cuadernos en el bolsillo trasero del chaleco especial con bandas reflectantes que le ha dado el programa. La ruta es Atumpampa-Cochapampa-Incahuasi. Su bicicleta pasa la noche en la casa de una tía porque no la puede subir hasta la suya. Manos al timón, estamos a más de 3 mil msnm. Jame llama a Agustín, que lleva un reloj con cronómetro en la muñeca izquierda. La mañana no ha terminado de aclarar y empieza a caer una garúa suave. Agustín tiene una tos que no se le va. No ha ido al doctor. Son las 6:15 am. Al frente está el camino; a la derecha hay montañas rocosas; a la izquierda, una hilera de árboles de eucaliptos que no dejan ver el precipicio. Muy a lo lejos, en lo alto de los cerros, se ve Incahuasi.
Miden un metro cuarenta de estatura y las puntas de sus pies apenas rozan el suelo.  Jame le bromea en quechua a Agustín y se pierde en las curvas. La carretera no está asfaltada, está llena de guijarros y cuando llueve es un lodazal imposible. Las llantas de la bicicleta tambalean, el timón zigzaguea. Cuando esto ocurre, algunos niños prefieren estacionar su bicicleta bajo los árboles o las casas contiguas al camino. Eso no pasa con Jame y Agustín, que cuando manejan parecen dos peces en el agua.
EL CASCO MÁGICO
La casa de Jame está en lo alto de las laderas que rodean Atumpampa, en medio de caminos complicados y de temperaturas bajo cero. Vive con su mamá y sus cuatro hermanitos –que corretean con los pies descalzos– en una casa de quincha y adobe de dos ambientes y de piso de tierra. Según las estadísticas del gobierno, la familia de Jame está catalogada como “población vulnerable”, es decir, son pobres. Su casa no tiene televisor, ni radio, ni juguetes electrónicos. El objeto más moderno de la vivienda es el casco de ciclista del niño que se luce en una repisa sobre los cuadernos y libros de clase.

La forma de ser de Jame ha sido moldeada por la responsabilidad de ser el hijo mayor y haber tomado decisiones de adulto siendo aún tan chico. Su papá está ausente. Viene a casa dos veces al mes. Lo mantiene ocupado su trabajo de agricultor en las plantaciones de arroz de la costa cercana a Trujillo. En sus tres últimas vacaciones del colegio, Jame le ha dado el encuentro. Bajó hasta el pueblo donde lo recogió un camión que lo llevó junto a otros niños a trabajar como peón en los cultivos de arroz. Su jornal semanal fue de 95 soles. La última vez logró juntar 450 soles y se compró una bicicleta minimontañera que ahora está tirada en el techo de su casa “hecha chatarrita”, dice Jame. En las vacaciones del 2014 volverá a trabajar. Con el dinero que piensa ahorrar se comprará un celular de pantalla táctil y otra bicicleta. Una propia, dice, porque tendrá que devolver la bicicleta del programa cuando terminen las clases en diciembre.
Agustín continúa tosiendo. Son las 6:45 am y están a mitad de camino. En la curva de Cochapampa se encuentran con Roberto, otro de los niños de su clase que van en bicicleta. También van Leonela y Yeni, que se han adelantado preocupadas por la hora. Carlos y Giovany, de 9 años, del 4º A, se les unen como todas las mañanas. Giovany es la competencia de Jame. Conoce de memoria los caminos y es tan veloz y avezado en las curvas peligrosas como él. Cuando hay carreras se disputan el primer lugar hasta el último metro.
Giovany vive en Cochapampa y, al igual que Jame, su caserío tiene su propia escuela primaria. Pese a ello, algunos niños prefieren venir a la escuela de la capital del distrito. Dicen que en Incahuasi están los mejores profesores. Aquí no faltan a clases como los de los caseríos, que comienzan la semana el martes y bajan a la costa el jueves. En Incahuasi no pasa aquello, se cumplen los horarios. Los niños se educan mejor. Jame sabe leer bien en castellano aunque su lengua natal sea el quechua (Incahuasi es un pueblo de quechuahablantes). Su cuento favorito es Los gallinazos sin plumas de Julio Ramón Ribeyro.
De regreso a la carretera, a las 7:00 am, los ciclistas van dejando en el camino a grupos de niños y niñas que bajan de los caseríos cercanos. Las niñas aún visten el traje típico: blusas multicolores cosidas por sus propias madres, faldas negras largas de lana de oveja, una manta cuadrada bordada con cintas multicolor que lucen en la espalda como Leonela y Yeni.
Ambas son compañeras de carpeta de Jame. Yeni es tímida y nunca se saca el poncho.
Leonela es más práctica. Es delgada, de melena larga y negra. Lleva la falda tradicional más corta y bajo ella un pantalón polar rojo. Es cauta. Su falda se le ha enredado un par de veces en la cadena de la bicicleta. Se le ve muy bien uniformada con el casco reglamentario y sus cuadernos envueltos en su poncho. Aún no le ha sacado los pedazos de cartón a su bicicleta nueva. En casa, la caja donde le vino su casco de ciclista aún está intacta. Maneja siempre a la derecha por si se aparece alguna combi o algún mototaxi que son siempre casuales en la ruta. Leonela ya no tiene que levantarse tan temprano para ir al colegio. La ruta que hacía en una hora a pie ahora la hace en media hora en bicicleta.
LOS GRANDES TAMBIÉN PEDALEAN
Mientras los de primaria aman el casco y el chaleco y no se lo sacan durante toda la clase, los de secundaria no quieren usarlos. ¡Adolescentes! Blanca Nélida es una chica de 15 años cumplidos, risueña, tímida a veces. Pedalea su bicicleta roja junto a Julián, del 5º B de secundaria, que le lleva tres años y quiere ser mecánico automotriz. A las 6 de la tarde y de regreso a sus casas, van cuesta arriba en bicicleta. La escuela tiene dos horarios: primaria en la mañana, secundaria en la tarde. Se han repartido las bicicletas entre los niños del quinto y sexto grado y los de secundaria que viven lejos.
A esta hora la neblina ha vuelto a bajar y avanza lentamente. Parece que estamos literalmente sobre nubes. De pronto las siluetas de Blanca y Julián, que se han adelantado a todo pedal, aparecen cerro arriba como sombras chinescas en medio de la nada. Ambos se dirigen al caserío de Kallima, a una hora y 10 minutos en bicicleta desde Incahuasi. Blanca es la segunda de tres hermanos. El menor falleció hace poco, su papá tiene otra mujer y otra familia, y ella aún no sabe qué hará cuando termine el colegio. Maneja bicicleta desde los cinco años y de alguna forma se le ve contenta mientras recorre este trayecto. Entre el olor de los árboles de pino, el canto de los pájaros y la increíble vista que se tiene de los cerros.

El clima serrano es caprichoso. El cielo se ha abierto y en la cara de Blanca se imprime un instante dorado de los rayos del ocaso. Ella sonríe al igual que Julián, que se detiene a ver la escena. De vuelta al camino, ella se queja por lo accidentado del terreno mientras él prefiere que no asfalten la carretera si no los carros no se medirán e irán a gran velocidad. Ya se chocó una vez con un mototaxi y no quiere repetir el plato. Al llegar a Kallima los jóvenes dejarán sus bicicletas para seguir caminando una hora más hacia sus casas, cerro arriba a donde ni bicicletas ni mototaxis llegan. Les espera una hora más a pie.
EL CERNÍCALO DE LA SUERTE
Van a ser las 7:45 am y el grupo de ciclistas de primaria que dejamos atrás sigue en la ruta. La fotógrafa los ha hecho demorar para hacerles algunas tomas. Jame acaba de ver dos cernícalos posados en los árboles. Sonríe y se golpea el pecho varias veces. Es una señal de suerte. El motor de un mototaxi lo alerta y se estaciona a la derecha de la carretera.
Comienza una pendiente difícil. Él y sus cuatro compañeros se bajan de las bicicletas y caminan empujándolas. Así es todos los días. Vendría bien que sus bicicletas tengan cambios de velocidades pero la promotora de Rutas Solidarias, Grazia Ojeda, cuenta que –al entregarles por primera vez las bicicletas con cambios a los niños– terminaron con la cadena malograda.
A lo lejos se ve el arco con la inscripción: “Bienvenidos a Incahuasi”. Ya no son cinco los niños que llegan en bicicleta, son siete. Jame y su grupo entran a clases con los cachetes rojos. Se sientan en sus carpetas y no se sacan los cascos hasta la hora de salida. Son los diferentes del salón. Son los ciclistas.

A fines de junio, la Dirección de Promoción Escolar, Cultura y Deporte del Ministerio de Educación habrá entregado 10.070 bicicletas en trochas y quebradas de otras nueve regiones del país. Allá se verán escolares montados en las emblemáticas bicicletas color rojo y plomo plateado. Aún falta ajustar tuercas, así como buscar responsables para el mantenimiento de las bicicletas o firmar acuerdos con los alcaldes para guardar la seguridad de los niños cuando manejan. Mientras tanto, seguirán pedaleando.

Todo los creditos para diario La Republica

Autor: incahuasioficial@hotmail.com incahuasioficial@gmail.com

CAÑARIS VS CANDENTE COPPER.


CAÑARIS  VS  CANDENTE COPPER.
La minera es llamada por muchos escritores y columnistas, una “locomotora”, atropella quien salga al frente. También hay que recalcar que no es posible prescindir  de ello, siendo esta un No conllevaría a una respuesta no sostenible,  en tal sentido es necesario saber cómo y cuándo  aceptamos la minería, si bien sabemos no existe  una minería de libre de contaminación en ninguna parte del mundo, y Cañarís no es la excepción, aunque  los representantes de la  minera “Candente Copper”, digan lo contrario.
Cañarís, uno de los distritos  alto andino de la región de Lambayeque, distrito que por muchos años ha estado en el olvido de las autoridades de los diferentes niveles, han tomado protagonismo al salir al frente  y decir no a la minera  con respecto a la contaminación de  sus ambientes acuíferos y bosques húmedos, por parte de la minera “Candente Copper”, esta reacción proviene a que la minera no garantiza una explotación responsable  y que a mediano y a  largo plazo no exista consecuencias irreversibles en la población, si bien es cierto la actividad a minería en los pueblos  conlleva a un progreso, en cañarís de que progreso hablamos, si lo único que se han dedicado es fortalecer el asistencialismo, en qué sentido “si una comunidad pide apoyo, esta lo brinda , pero con cosas superficiales como viveres , combustible  para la realización de sus actividades  festivas entre otras, no digo que esto sea malo, si no que se debería  apoyar a las comunidades con proyectos   productivos ,donde la misma población se genere ingresos propios  y no estar esperanzados  en extender la mano cada  vez que no sea falta algo, no podemos dejar que la minera explote nuestras riquezas  y destruya nuestra biodiversidad a cambio de migajas. es hora de actuar y plantearnos  de que  forma podemos permitir la minera y en qué  forma  tienen  que actuar ellos.
Lo  que deberíamos hacer es llegar a un dialogo entre la comunidad y la minera, de esta manera firmar acuerdos puntuales, que garanticen la explotación responsable, que el pueblo siempre este  vigilante, las autoridades locales, regionales y nacionales estén pendiente del actuar de la minera, cuyo estos tres últimos actores hasta el momento dan entender que existe un favoritismo hacia la minera, sin importar que es lo que va suceder con estos pueblos indígenas.
Para terminar cito un texto que  para mi idéntica a los pueblos indígenas y alto andinas del país. Las palabras del Jefe Indio Noah Sealth “El agua cristalina que corre por los ríos y arroyuelos no es solamente agua, sino que también representa la sangre de nuestros antepasados. Si les vendemos tierras, deben recordar que es sagrada, y a la vez deben enseñar a sus hijos que es sagrada y que cada reflejo fantasmagórico en las claras aguas de los lagos cuenta los sucesos y memorias de las vidas de nuestras gentes. El murmullo del agua es la voz del padre de mi padre” 
Autor: Juan Martin Sánchez Rodríguez.

Publicado Por: incahuasioficial@hotmail.com incahuasioficial@gmail.com

Construirán albergue ecoturístico en área natural Laquipampa, en Lambayeque


Chiclayo, abr. 06 (ANDINA). Con una inversión de 50,000 nuevos soles se iniciará en mayo la construcción e implementación de un albergue ecoturístico en el sector Shambo, en el área del refugio de vida silvestre de Laquipampa, en el distrito de Incahuasi, región Lambayeque.

Laquipampa es un área natural protegida que alberga a varias especies endémicas. Bernardino Lalopú Silva, coordinador del Fondo Nacional para las Áreas Naturales Protegidas (Profonanpe) de Lambayeque, informó que este albergue contará con servicios turísticos adecuados que permitan dar una buena atención a los visitantes que arriben a esta zona interesados en un turismo rural comunitario. Sostuvo que este albergue estará dirigido al turista nacional o extranjero que busque calidad del servicio. “Vamos a irnos por el lado de la calidad, porque el turista pueda disfrutar de la naturaleza en convivencia con la comunidad”, acotó.
Destacó que este albergue tendrá una capacidad para 12 personas para lo cual se instalarán carpas-camping, utilizando los materiales de la zona, a fin de no romper el entorno paisajístico del área protegida. Precisó, además, que se capacitará a los comuneros, guardaparques voluntarios y sus familias en el manejo de los servicios para incorporarlos a la actividad turística, brindando alojamiento rural, gastronomía y servicio de guiado. “Se atenderá a los turistas con variedad de platos utilizando como insumos productos andinos para lo cual las mujeres serán capacitadas en la preparación de exquisitas recetas”, resaltó en diálogo con la Agencia Andina. “De esta manera estamos fortaleciendo la conservación del refugio de vida silvestre de Laquipampa e insertándolo en el nicho de turismo ecológico del país”, advirtió.
Lalopú afirmó que se impulsarán alianzas con los operadores turísticos, así como con universidades y colegios profesionales y empresas aliadas para promover el voluntariado en la zona, para la protección y conservación de esta área natural protegida por el Estado. El especialista señaló que a fin de año, una vez que se concrete el proyecto, se entregará para su administración a la asociación de productores agropecuarios y forestales “Qasay Rumi”, de la comunidad campesina San Antonio de Laquipampa. Esta iniciativa es financiada a través del “Proyecto de manejo sostenible de áreas protegidas y bosques de la sierra norte del Perú” que ejecuta Profonampe, en convenio con el gobierno regional de Lambayeque, Sernanp y municipios distritales de la zona andina de Lambayeque.

Mencionó que en Laquipampa no sólo existe una increíble biodiversidad sino un patrimonio cultural único como la existencia de ciudadelas en las partes altas de esta zona como petroglifos vinculados a los orígenes de la filiación andina como las culturas pacopampa y cupisnique. “Existe una belleza escénica paisajística fabulosa y potencial grande para el ecoturismo”, advirtió. “Es el hábitat, el lugar endémico es decir (propio) de especies como la pava aliblanca, oso de anteojos además de otras especies como una rana que es única en esta zona y en el mundo e incluso ofidios”, apuntó.

Fuente: Andina


Autor: incahuasioficial@hotmail.com incahuasioficial@gmail.com

Cañaris: ¿Puede un informe legal del MINEM dejar sin efecto el Convenio 169 de la OIT?


Hola, amigos lectores es muy preocupante lo que esta pasando los hermanos de cañaris con esta situacion de la minera, bien sabemos que la mineria en el peru y su exploracion y explotacion se remonta a muchos años atras y esta se desarrolla en las distintas localidades del peru, cañaris no es la exepcion, y hasta ahora no hay ninguna solucion por parte del estado y la minera, hasta cuando vamos a ver un estado que cuide los derechos del pueblo y que vele por el bienestar de ello, en lo que va del tiempo , mas bien ellos dan entender que estan de aucuerdo con las mineras , segun ellos esta actividad conllevaria a un desarrollo.¿desarrollo a costas de la contaminacion del medio ambiente? eso no es desarrollo. 
navegando por el internet encontre el siguiente articuloque es de importacia.


Cañaris: ¿Puede un informe legal del MINEM dejar sin efecto el Convenio 169 de la OIT?
Por Juan Carlos Ruiz Molleda*
27 de marzo, 2013.- Ya no saben qué hacer para sustentar la no obligación del Estado de realizar el proceso consulta en el caso Cañaris. Primero dijeron que no eran pueblo indígena, y ahora resulta que un funcionario del MINEM, a través de un simple informe legal puede incumplir un tratado internacional de rango constitucional. Mañana con qué argumento saldrán. Hay que estar preparados.
En efecto, el diario República da cuenta que el 18 de marzo mediante oficio Nº 563-2013-MEM/SEG, Tábata Vivanco, secretaria general del Ministerio de Energía y Minas, le hace llegar el informe Nº 024-2013-MEM/DGM elaborado por la Dirección General de Minería al congresista lambayecano Virgilio Acuña Peralta, con el cual el parlamentario podía dar por respondido su pedido previo, dirigido al ministro Jorge Merino Tafur, respecto a por qué la comunidad San Juan de Cañaris no podía acceder al derecho de consulta previa para solucionar a través de ese mecanismo su conflicto. En este informe la abogada Martha Vásquez Bonifaz sostiene que “no procede la realización de proceso de consulta previa respecto a las actividades de exploración en las concesiones mineras denominadas Cañariaco A y Cañariaco B, por ser actividades continuadas a las iniciadas en campaña de exploración anterior“. (http://www.larepublica.pe/25-03-2013/canaris-informe-del-minem-da-luz-verde-canariaco-desde-octubre-del-2012)
1. El argumento del MINEM para incumplir con su obligación de consulta previa: Los actos anteriores a la promulgación de reglamento de la ley de consulta no se consulta
El argumento del MINEM es que no hay inicio de una actividad sino la continuación de una exploración anterior. ¿Por qué argumenta esto el MINEM? La respuesta está en el artículo 2 del Decreto Supremo No 001-2012-MC que aprobó el Reglamento de la Ley de Consulta Previa, el cual a la letra dice que la referida norma
“entrará en vigencia al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial El Peruano, aplicándose a las medidas administrativas o legislativas que se aprueben a partir de dicha fecha, sin perjuicio de lo establecido en la Segunda Disposición Complementaria Final de la Ley Nº 29785. Respecto a los actos administrativos, las reglas procedimentales previstas en la presente norma se aplican a las solicitudes que se presenten con posterioridad a su publicación”.
Con esa finalidad sostiene el MINEM en otras palabras, que al haber sido aprobada la exploración en la Resolución Directoral No 045-2008-MEM-AAM, el día 29 de febrero del año 2008, no le es aplicable la obligación de consulta, porque es una acto administrativo, anterior la publicación y entrada en vigencia del Reglamento de la ley de consulta. Tan sencillo como eso.
2. ¿Por qué esta interpretación es absolutamente inconstitucional?
El Convenio 169 de la OIT tiene mayor jerarquía jurídica que el reglamento de la ley de consulta previa. Según reiterada jurisprudencia obligatoria del Tribunal Constitucional (STC 03343-2007-PA, f.j. 31, 00022-2009-PI, f.j. 9, 0002-2009-PI, f.j. 23), el Convenio 169 de la OIT es una norma de rango constitucional, en consecuencia, las normas de inferior jerarquía, como el reglamento debe interpretarse de acuerdo con este, siendo inválidas las disposiciones de este reglamento que contradigan a la norma de mayor jerarquía. En este caso, el reglamento busca restringir el ejercicio del derecho a la consulta previa.
El artículo 138° de la Constitución es claro, “En todo proceso, de existir incompatibilidad entre una norma constitucional y una norma legal, los jueces prefieren la primera. Igualmente, prefieren la norma legal sobre toda otra norma de rango inferior”. En igual sentido, el artículo 51° precisa que “La Constitución prevalece sobre toda norma legal; la ley, sobre las normas de inferior jerarquía, y así sucesivamente. La publicidad es esencial para la vigencia de toda norma del Estado”.
El Convenio 169 de la OIT está vigente y es de cumplimiento obligatorio desde el 2 de febrero del año 1995. El derecho a la consulta es exigible desde febrero del año 1995. Eso también ha sido reiteradamente sostenido por el TC en su jurisprudencia vinculante. Como señala el TC
“La exigibilidad del derecho a la consulta está vinculada con la entrada en vigencia en nuestro ordenamiento jurídico del Convenio 169 de la OIT. Este Convenio fue aprobado mediante Resolución Legislativa Nº 26253, ratificado el 17 de enero de 1994 y comunicado a la OIT a través del depósito de ratificación con fecha 02 de febrero de 1994. Y conforme a lo establecido en el artículo 38. 3 del referido Convenio, éste entró en vigor doce meses después de la fecha en que nuestro país registró la ratificación. Esto es, desde el 02 de febrero de 1995, el Convenio 169 de la OIT es de cumplimiento obligatorio en nuestro ordenamiento” (STC 00025-2009-PI, f.j. 23).
Los derechos de rango constitucional no necesitan normas de desarrollo legislativo o reglamentario para ser de cumplimiento obligatorio. Con ley de consulta y reglamento o sin ambos el derecho a la consulta era jurídicamente obligatorio y exigible. Como ha sostenido el TC “no es un argumento constitucionalmente válido excusar la aplicación de derechos fundamentales debido a una ausencia de regulación legal o infra legal. Ello sería dejar en manos de la discrecionalidad estatal el cumplimiento de los derechos fundamentales, posición que riñe con el Estado Constitucional del Derecho en la que la Constitución vincula a toda la sociedad, incluyendo a los órganos constitucionales o a los llamados Poderes de Estado” (STC No 00022-2009-PI, f.j. 12)
Si bien la ley de consulta y su reglamento no son retroactivos, la obligación de consulta se desprende del Convenio 169 de la OIT. De conformidad con el artículo 103 de la Constitución ninguna puede ser aplicable a las normas anteriores a su promulgación. Eso es evidente. Sin embargo, lo que no dice el MINEM, es que la obligación de realizar la consulta previa nace del propio Convenio 169 de la OIT, vigente desde el año 1995.
El Poder Ejecutivo y el MINEM también están sometidos a la Constitución. El Gobierno y el MINEM tienen discrecionalidad a la hora de conducir la política energética. Sin embargo, como señala con razón Tomás Ramón Fernández, “Por muy grande que sea la libertad de decisión que reclame la naturaleza especifica de un poder determinado, por mucha que sea la discrecionalidad que tenga reconocida su titularidad […] ese poder no tiene que ser, ni puede ser arbitrario, no puede afirmarse sobre el solo asiento de la voluntad o el capricho de quien lo detenta, porque inexcusablemente con el apoyo de la razón para poder ser aceptado como poder legítimo” (Hacemos nuestras las palabras de Tomás Ramón Fernández recogidas por la sentencia del TC en 0090-2004-AA/TC, f.j. 12).
El TC es muy claro en reconocer que el requisito de razonabilidad excluye la arbitrariedad. Según este, “la exigencia de razonabilidad es la búsqueda de la solución justa de cada caso. Una decisión arbitraria, contraria a la razón (entendiendo que en un sistema de derecho positivo la razonabilidad de una solución está determinada por las normas y principios que lo integran, y no sólo por principios de pura razón), es esencialmente antijurídica”. (Exp. Nº 0090-2004-AA/TC, f.j. 12).
Los funcionarios del MINEM no tienen un poder absoluto. Según el artículo 45° de la Constitución, “El poder del Estado emana del pueblo. Quienes lo ejercen lo hacen con las limitaciones y responsabilidades que la Constitución y las leyes establecen”. Ellos son parte el Poder Ejecutivo, como tales, de conformidad con el artículo 118.1 de la Constitución, les corresponde “Cumplir y hacer cumplir la Constitución y los tratados, leyes y demás disposiciones legales”.
Un acto administrativo que viola un derecho fundamental o constitucional es nulo. Los funcionarios del MINEM deben de entender que no tiene un poder absoluto. Los derechos constitucionales (y entre ellos el derecho a la consulta) son criterios de validez de toda decisión del Estado, en consecuencia, deviene nulo (no anulable) todo acto que los vulnere. Como señala el artículo 31 de la Constitución Política “Es nulo y punible todo acto que prohíba o limite al ciudadano el ejercicio de sus derechos”. No tiene competencia el MINEM para expedir resoluciones que afectan a los pueblos indígenas sin previa consulta.
Como precisa el artículo 46 de la Constitución, “Nadie debe obediencia […] a quienes asumen funciones públicas en violación de la Constitución y de las leyes. […] Son nulos los actos de quienes usurpan funciones públicas”. Esta está expresamente reconocido en el artículo IV, inciso 1.1 de la Ley General de Procedimientos Administrativos (Ley Nº 27444), el cual reconoce el Principio de legalidad, según el cual “Las autoridades administrativas deben actuar con respeto a la Constitución, la ley y al derecho, dentro de las facultades que le estén atribuidas y de acuerdo con los fines para los que les fueron conferidas”.
Añade el articulo 10.3 del referido cuerpo normativo como causales nulidad “La contravención a la Constitución, a las leyes o a las normas reglamentarias”. Finalmente, en el caso específico de la omisión de procesos de consulta, el TC ha precisado que los actos administrativos inconsultos expedidos luego de la ratificación del Convenio 169 de la OIT son inconstitucionales (STC No 06316-2008-PA/TC2, f.j. 27), y ha señalado la inaplicabilidad de norma que contradiga el Convenio 169 de la OIT (STC 000222009-PI, f.j. 10).
3. ¿Cuáles son los actos administrativos del MINEM que debieron ser consultados?
Son tres fundamentalmente, los actos administrativos expedidos por MINEM que a pesar de afectar directamente a la comunidad campesina de Cañaris, no hay sido consultados tal como lo ordena los artículos 6 y 15 del Convenio 169 de la OIT. Tenemos en primer lugar la omisión de consulta previa antes de expedir las concesiones mineras a cargo de INGEMMET, luego tenemos la omisión del Ministerio de Energía y Minas de consultar la Resolución Directoral Nº 045-2008-MEM/AAM, de fecha 29 de febrero del año 2008, mediante la cual se aprobó la evaluación ambiental del proyecto de exploración minera “Cañariaco”. Y finalmente, la omisión del Ministerio de Energía y Minas de consultar la Resolución Directoral Nº 177-2012-MEM/AAM, de fecha 30 de mayo del año 2012, mediante cual se aprobó el Estudio de Impacto Ambiental semidetallado del proyecto de exploración minera “Cañariaco”, presentado por Cañariaco Cooper Perú S.A.
A manera de conclusión
En función de lo argumentos antes señalados, es evidente que el informe legal expedido a propósito del caso Cañaris es absolutamente inconstitucional. Pero no solo eso, el referido informe legal expedido por el funcionario del MINEM no solo evidencia un total desconocimiento de las normas elementales que regulan el funcionamiento del ordenamiento jurídico, imperdonable en un funcionario público que ostenta el cargo de Secretaria General del Ministerio de Energía y Mina, sino que linda con la mala fe y la arbitrariedad. Ojala el Viceministerio de Interculturalidad diga algo esta vez.
*Juan Carlos Ruiz Molleda es abogado con especialidad en Derecho Constitucional y Derechos Humanos, con experiencia de trabajo en Derecho Parlamentario, Derechos Humanos y Acceso a la Justicia. Pertenece al Instituto de Defensa Legal (IDL) desde el año 2005 a la fecha. Se tituló en Derecho con la Tesis: “Control Parlamentario de los Decretos de Urgencia en el Perú”.


Autor: incahuasioficial@hotmail.com incahuasioficial@gmail.com

ANA: Actividades de Candente Cooper en Cañaris no tienen impacto ambiental


En tercera reunión de Mesa de Trabajo con los distritos de Cañaris, Incahuasi y Salas, se explicó que en la zona no existe inversión en explotación minera. Se tomaron acuerdos para atender reclamos de la población, indicó la PCM.
La Autoridad Nacional del Agua (ANA) subrayó el sábado que las actividades realizadas por la compañía Candente Cooper en el proyecto Cañariaco no tienen un impacto ambiental, debido a que se encuentran en una etapa de exploración que descartan la contaminación de los ríos y afluentes de la zona.
Así lo informó el Alto Comisionado de la Oficina Nacional de Diálogo y Sostenibilidad de la PCM, Vladimiro Huaroc, luego de culminar en el centro poblado de Huacapampa la tercera reunión de la Mesa de Trabajo por el Desarrollo de los Distritos de Cañaris, Incahuasi y Salas, ubicados en la provincia de Ferreñafe (Lambayeque).
Huaroc destacó que en la cita haya participado el 100% de los integrantes de este grupo, en los diferentes niveles de gobierno: nacional, regional y local.
Acciones concretas
El Ministerio de Energía y Minas informó en dicha Mesa de Trabajo que el Programa Nacional Cocinas Perú se está llevando a adelante, destinado a atender a las familias en situaciones de pobreza y pobreza extrema con la entrega de cocinas a gas de dos hornillas, con válvula y balón de GLP de 10 kilogramos.
Por su parte, el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social comunicó que ha logrado tramitar 247 declaraciones juradas de adultos mayores de Cañaris, para ser incorporados a Pensión 65, y recordó que antes de conformarse esta mesa sólo había un usuario afiliado.
Asimismo, dijo que tienen previsto atender este año a 715 familias en el programa Juntos y que 11 mil 80 niños, en edades preescolar y escolar de Cañaris, Salas e Incahuasi, se beneficiarán desde este lunes 4 de marzo con la entrega de alimentos, a través del programa Qali warma.
En tanto, el representante de Sierra Exportadora saludó los esfuerzos desarrollados por las autoridades altoandinas de Lambayeque, del GRL y del Gobierno Nacional, con quienes se ha ejecutado siete planes de negocio que contribuyen al desarrollo de las cadenas productivas serranas.
Fuente:Gestion

Autor: incahuasioficial@hotmail.com incahuasioficial@gmail.com